La tragedia ocurrida en Samaniengo sigue generando indignación entre la población, no solo contra los grupos violentos, sino contra el jefe de Estado por algunas de sus decisiones.

El Gobierno Nacional continúa trabajando en la identificación de los responsables de las masacres ocurridas en el país en los últimos días, mediante una serie de reuniones con las autoridades locales para determinar las acciones a realizar para evitar la repetición de actos de esas características. Una de esas últimas reuniones se dio entre el presidente Iván Duque y el alcalde de Samaniego, Óscar Pantoja.

Aquel encuentro catalogado como reunión extraordinaria por el jefe de Estado, causó que el Gobierno prepare la instalación de una mesa social y un consejo de seguridad para el departamento de Nariño, uno de los territorios más golpeados por la violencia de distintos grupos al margen de la ley y que requiere mayor presencia de la autoridad nacional para mejorar las condiciones de vida de los habitantes.

Sobre el encuentro, el alcalde Pantoja estuvo como invitado en el programa de radio ‘6AM Hoy por Hoy’, de Caracol Radio, donde contó que la reunión tuvo como eje central la descripción de la violencia en el municipio que, según sus propias palabras, ha lidiado con la violencia más de 30 años, así como las medidas de seguridad más eficiente y el apoyo a los familiares de los 8 fallecidos.

“Le expresé al presidente que necesitamos presencia del Estado en nuestro departamento, él se comprometió a estar el sábado en nuestro municipio para darle una nueva luz de esperanza a la juventud, tendremos que analizar cuáles son las necesidades y como se puede resarcir a las víctimas de esta falta de presencia del Estado”, comentó Pantoja.

Sin embargo, en redes sociales ha causado gran polémica el encuentro entre el alcalde de Samaniengo y el presidente Duque, ya que, según declaraciones de Pantoja en otros medios, para poder reunirse con el jefe de Estado tuvo que viajar por tierra 18 horas hasta Bogotá, sin que el Estado le facilitara transporte aéreo debido a la gravedad del hecho.

De igual manera, las críticas contra el presidente Duque se han dado por haber hecho viajar al alcalde y no haber sido él quien decidiera viajar al territorio afectado para mostrar compromiso con la comunidad. Algunos tuiteros han criticado la actitud del mandatario como una muestra del centralismo colombiano y su poco interés hacia los territorios más alejados.

Trino al respecto aquí.